BABY LED WEANING ADAPTADO

 

Considerando poblaciones diversas

 

Desde la perspectiva del neurodesarrollo, a partir de los 6 meses de vida ocurren una serie de cambios que permiten la incorporación de la alimentación complementaria. Parte de los cambios observados tienen relación con el logro de un sedente estable, en donde los menores son capaces de usar las manos para explorar su propio cuerpo y el entorno, además de la erupción dentaria que genera un cambio sensorial importante no solo a nivel de boca sino que también en torno a las asociaciones de información que ocurren a nivel cerebral. Gracias a todo lo anterior y al entrenamiento que tuvieron durante sus 6 primeros meses de vida, los niños están preparados para un nuevo cambio… comenzar a recibir comida. 

 

Uno de los métodos más comunes para implementar este cambio es el método tradicional. Este método busca incluir alimentos sólidos o semisólidos (papillas o purés), y también alimentos líquidos (agua) a la dieta habitual del bebé, es decir, a su leche. En Chile es el método por excelencia indicado por pediatras.  

 

Otro método que ha ido cobrando cada vez mas fuerza es Baby Led Weaning (BLW). Este método, creado por Gill Rapley, incorpora varios elementos prácticos, basándose en la creencia de que los instintos de los menores son fiables, logrando autoalimentarse con sus manos de manera satisfactoria decidiendo cuánto, cómo y qué tan rápido comer.  

 

Entonces, ¿Cuáles son los principales obstáculos que presenta este método?

 

Quizá el principal obstáculo que se presenta en padres y profesionales es el temor a la asfixia, debido a que el método facilita la ingesta de sólidos y no de papillas a los 6 meses, muchas veces a expensas de un desarrollo motor oral incipiente. El temor aumenta aún más si el adulto se enfrenta a incorporar alimentos sólidos en menores que no presentan un desarrollo neurotípico. A partir de esto, en marzo de 2010, Jill Rabin, fonoaudióloga de profesión, creó el Baby Led Weaning Adaptado, modificando el BLW tradicional por uno que fuese funcional para bebés con alteraciones neurológicas o con desarrollo motor oral atípico, o con dificultades sensoriales orales. Este método, apoyado por Gill Rapley, considera realizar tratamiento sensoriomotor oral previo a la incorporación de alimentos, además del manejo de postura y mobiliario necesario para lograr la alimentación con éxito. Actualmente Gill y Jill se encuentran trabajando en la creación de un libro que incorporará tanto los conocimientos de Gill en relación al BLW como los de Jill en torno a ABLW.

 

Durante nuestro próximo curso “Adaptación del Baby Led Weaning para bebés con dificultades de alimentación”, Jill Rabin no sólo mostrará parte de lo mencionado, sino que también incluirá base científica que sustenta el método, todo con el fin de entregar una herramienta útil al quehacer profesional.

 

¿Quieres aprender y conocer el ABLW, entonces puedes inscribirte en nuestro próximo curso, que estará a cargo de su creadora Jill Rabin: has clic en el siguiente link, para conocer todos los detalles: Curso ABLW

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp